sábado, 17 de agosto de 2013

CAZADORES DE VAMPIROS

Hola amig@s.
Tenía pensado dedicar una entrada en este blog a esta novela de Lem Ryan desde hace ya algún tiempo. Ahora con más motivo que nunca porque vuelve a estar de actualidad.

 Aquí empezó todo
En primer lugar es una de las recompensas que pueden obtenerse en el crowdfunding de "La Frati Nigra" del mismo autor. Novela a la cual ya dedicamos una entrada recientemente y en la que por tanto no me extenderé.
En segundo lugar, el anuncio de la reaparición de esta novela ha causado un considerable revuelo en Facebook. No quiero entrar en nombres porque la polémica nunca fue el objetivo de este blog. Digamos que sin comerlo ni beberlo, esta novela fue puesta como ejemplo de pseudo libro que no valía ni el papel que se había malgastado para imprimirlo. Ya os imaginaréis el aluvión de respuestas que generaron tan incendiarios comentarios. Como tampoco quiero centrar esta entrada en dicha polémica sino en la novela en sí, lo resumiré en una frase: "Dejad que la gente lea lo que le dé la Santísima Gana"
Y vamos ya con la reseña del bolsilibro que es a lo que habíamos venido.
CAZADORES DE VAMPIROS
Portada de la nueva edición de "Cazadores de Vampiros" by Jose Baixauli
La reaparición de esta novelilla corta publicada en 1983 es una gran noticia para los aficionados a la novela popular y en particular al weird western. Apropiándome de las palabras de Alberto López Aroca diré que es un..."magnífico Weird Western vampírico, ahora DESCATALOGADO, INCONSEGUIBLE, DESEADO..."
Precisamente el hecho de estar descatalogado y ser inconseguible hacía muy complicado realizar una reseña sobre la misma. Esta era una novela que por su temática me atraía muchísimo pero mis intentos por hacerme con ella habían sido infructuosos. Ni corto ni perezoso me puse a buscar información sobre la obra, a ver que se decía por ahí de ella. Las críticas no eran malas y la queja más generalizada es que los personajes no estaban muy perfilados y que la trama era muy básica. Como no tenía otra referencia que esa, pues con eso me quedé.



¿Una del oeste o una de monstruos? ¿Por qué elegir si en el Weird Western lo tienes todo?

Hace muy poco y gracias a la generosidad de Lem Ryan por fin pude hacerme con un ejemplar de "Cazadores de Vampiros" y como os imaginaréis tardé bien poco en devorarlo, a pesar de que aquella tarde el universo se había puesto en mi contra y no paraban de llegar visitas a casa. El caso es que la leí atentamente para no dejarme nada atrás.
Vamos por partes, como diría Jack el Destripador. 
Opinión
La novela es fresca, ligera y agradable de leer. Tuve la sensación de estar viendo una película de monstruos de la Hammer o de la Universal ambientada en el Far West. Una mezcla de lo que hoy llamamos weird western y que ya tuvo algún antecedente en el pulp hispano de la mano de Silver Kane con "Rancho Drácula". El resultado de dicha mixtura es divertido y entretiene a rabiar, que es de lo que se trata en este tipo de libros.
Rancho Drácula de Silver Kane, otra obra maestra del género

  
No nos engañemos, aquí no vamos a encontrar tramas enrevesadas y personajes con una profunda vida interior. Sencillamente porque el formato del bolsilibro no lo permite. Como me dijo el autor en una ocasión en que hablamos sobre esto "60 folios no dan para muchas introspecciones". Lo que me lleva a las quejas que había leído sobre la novela y que ahora en mi opinión me parecen tremendamente injustas. ¿Qué esperas en 60 folios? Pues claro que la novela sabe a poco, claro que los personajes no están perfilados y que un enfrentamiento con el Príncipe de la Oscuridad habría dado para mucho más. Pero había que resolver todo eso en un espacio muy limitado y creo que está muy bien hecho.
Un poco de historia
Esta novela corta se cuela casi de tapadillo en una colección del oeste donde se convierte en rara avis, dada la aversión que tenía la editorial a que los autores se salieran de las pautas establecidas. Y una de ellas era que en las novelas del oeste salían pistoleros y en las de terror salían monstruos. Hay que reconocerle a Lem Ryan los intentos que hizo durante sus años en Bruguera de romper los estúpidos tabús que Bruguera les imponía. Cazadores de Vampiros es un ejemplo de eso. Drácula en el Far West. ¡Ahí es nada!


  
Sinopsis
Jonathan McIntire regresa a San Francisco después de años en Inglaterra dilapidando la fortuna de su familia. En su viaje de regreso coincide con el misterioso padre Hayes que llega para reunirse con un tal Jonathan Baker. McIntire se encuentra una ciudad muy diferente a la que dejó en sus días mozos. La fiebre del oro está atrayendo a lo peor del país. Su antigua prometida está ahora casada y lo que queda de su familia no le habla. Tan sólo le queda el consuelo de su mejor amiga de juventud, Harriet. Jonathan Baker es encontrado muerto en la habitación de su hotel y una extraña caja negra de madera que transportaba ha desaparecido. En su interior se hallan las cenizas del Príncipe de la Oscuridad. Drácula, Señor de los Vampiros. A partir de esta premisa ya os imaginaréis que la cosa se va complicando progresivamente pero no quiero estropearos la diversión, así que lo dejaré por aquí. 
Conclusiones
La novela se hace corta, muy corta. Otra vez por las limitaciones del formato. Pero la idea me parece buenísima. Ya decía antes que es como mezclar en una coctelera pelis de monstruos y del oeste. Las posibilidades son casi ilimitadas y abre la puerta a su propio y fantástico universo.

De no haber sido por las absurdas políticas editoriales de la época, quizás estos personajes habrían acabado convirtiéndose en unos iconos del género que podrían haber protagonizado su propia serie de bolsilibros. Pero Bruguera no quería ni oír hablar sobre ello. No salen monstruos en las novelas del oeste y punto pelota, debieron decir en su día.
Yo creo firmemente que se equivocaron en decisiones como esas. Y lo creo hasta tal punto que estoy trabajando ahora mismo en la realización de una secuela de "Cazadores de Vampiros".

Gracias una vez más a la enorme generosidad de Lem Ryan, que me ha dado permiso para usar sus personajes, quiero poner mi granito de arena. Hacer mi humilde contribución a la mítica de estos personajes que ni el tiempo, ni la desidia de las editoriales, ni las opiniones de unos pocos pseudo intelectuales que se autoproclaman inquisidores de la cultura han podido hacer olvidar.
Lo único que os puedo aconsejar es que tratéis de haceros con un ejemplar de la novela ahora que vuelve a ser reeditada y que juzguéis por vosotr@s mism@s.
Si os gusta, estáis de enhorabuena. Si no os gusta, más vale que os vayáis buscando un buen digestivo porque además de la reedición de la novela original...
¡¡¡VUELVEN LOS CAZADORES DE VAMPIROS EN UNA NUEVA AVENTURA!!!
Con la aparición de una nueva Cazadora 
El proyecto está aún dando sus primeros pasos pero ya puedo adelantar que la acción se sitúa varios meses después de lo sucedido en la novela original. Jonathan McIntire intenta llevar una vida normal en San Francisco. Algo que puede ser mucho pedir si uno ha cruzado sus pasos con Drácula. McIntire frustró el plan maestro del Príncipe de la Oscuridad que llevaba décadas gestándose. Ahora está a punto de descubrir que eso es algo que no le saldrá gratis.
Si quieres saber más, me temo que vuelve a tocar esperar.
Pero no será mucho tiempo, prometido.
Hasta muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada