sábado, 6 de octubre de 2012

¿POR QUÉ FRACASÓ LA PELÍCULA DE JOHN CARTER?

Hola amig@s.
 
Esta es una entrada que tenía ganas de hacer desde tiempo atrás pero que había ido posponiendo porque a ciencia cierta no sabía cuál era la respuesta a la pregunta que da título a esta entrada. El caso es que sigo sin tener la respuesta absoluta y dudo que haya alguien que la sepa pero dando vueltas por la web acabé encontrándome este interesante artículo sobre Andrew Stanton (el director de la cinta) en el que reflexiona sobre las causas del fracaso ahora que ha pasado un tiempo prudencial y se han ido relajando las pasiones y tensiones de los primeros días y que creo puede arrojar algo de luz sobre este asunto.
 
La cosa ya empezó mal desde el primer teaser, donde veíamos un Marte de color escarlata que luego no aparecía en ningún momento de la película
 
El fracaso en taquilla de la película es lamentablemente un mazazo para los proyectos futuros sobre el personaje, esta cinta cuenta con el dudoso honor de haber convertido a John Carter es un personaje apestado para la industria del cine. ¿Cómo es posible que un personaje que ha despertado el interés del público durante casi cien años se haya pegado tal batacazo en su versión en la pantalla grande?
 
¿Quieres saber cuáles fueron las causas de la Gran Debacle? Sigue leyendo
 
Tras leer el artículo coincido en gran parte con lo que dice el director.
 
Por un lado el propio Stanton reconoce su propia inexperiencia, no hay que olvidar que era la primera película de imagen real de este director. A eso hay que unir el exceso de libertad con el que contó a la hora de filmar la película, esto en un principio puede parecer una bendición pero si le unimos el hecho de que Stanton no estaba muy motivado con el proyecto, según se deduce de sus propias palabras, "¿quién me daría las llaves de un ferrari cuando nunca he conducido?". Se queja de que lo dejaron solo desde el minuto cero. Vale, concedámosle que eso es verdad, pero entonces me viene una pregunta a la cabeza.
 
Si no estaba implicado ni motivado con la idea, si no tenía el apoyo de los estudios en nada y si sabía que no estaba capacitado  ¿POR QUÉ DEMONIOS ACEPTÓ EL TRABAJO?
 
Andrew Stanton, un director que ha llegado a lo más alto que su incapacidad le ha permitido
 
No se trata de una pregunta retórica, todos sabemos el porqué, el vil metal, ni más ni menos. Ese es el grave problema de Hollywood, el cine ha dejado de ser arte, salvo contadas excepciones, para convertirse en pura y simple economía. La Disney ya tenía proyectada una serie de dibujos animados basados en el personaje y estudiaba hasta la posibilidad de crear un parque temático sobre Barsoom y las aventuras de John Carter, todo esto sin molestarse lo más mínimo en la realización de la película que era la encargada de allanar el camino a esos proyectos futuros, hoy abandonados.
 
Y es que los grandes ejecutivos de la Meca del cine solo entienden de números y previsiones, pero esto no funciona así, no somos números, somos personas. Y como dicen en el anuncio de Media Markt...NO SOMOS TONTOS, o no todos al menos. Si tratan de vendernos basura, lo más lógico es que nos vayamos asqueados.
 
Tars Tarkas, el mejor actor de la peli
(tiene delito si te paras a pensar que es una animación)
 
El otro gran motivo que aduce el director y en el que en gran manera estoy de acuerdo con él, es el clima negativo que se generó incluso antes del lanzamiento de la película. Gran parte del ostracismo al que fue sometida esta obra vino por parte de la crítica especializada que crucificaron al director por sus errores de principiante en los trailers que promocionaban la cinta, que haberlos, haylos. Si a eso le sumamos la pobre actuación de los actores, eso bastó para quitar las ganas a todo aquel que no conociera las aventuras de John Carter. Pero para el fan de John Carter no era mucho mejor, se hacía muy difícil a veces reconocer a John Carter o a Dejah Thoris por como se comportaban.
 
Aun concediendo todo esto, creo que se castigó tanto a la película con la crítica y en los medios sociales que estaba condenada antes de salir a las salas comerciales.
 
Que conste que no estoy diciendo que sea una película buenísima, pero tampoco es tan terriblemente mala como nos han querido hacer ver, vuelvo a insistir en que reconozco sus muchas deficiencias.
 
La prohibitivamente cara escena de la lucha contra los simios blancos, aunque es impresionante no sirvió para salvar la cinta del batacazo comercial
 
En resumen, una oportunidad de oro perdida para dar a conocer a las nuevas generaciones las fantásticas aventuras de este veterano confederado que acaba convirtiéndose en el Señor de la Guerra del planeta Marte. Pero es normal que con un director mercenario al que lo único que le importa es cobrar su muy abultada nómina y con unos estudios que están más preocupados del marketing que de la calidad de sus productos. Y eso es un fallo garrafal, si no hay producto detrás, no hay marketing alguno que valga como se empeña en demostrar la realidad una y otra vez aunque los grandes tiburones de Hollywood no parecen darse cuenta. Normal por otra parte, viviendo en sus lujosas torres de cristal no se enteran de lo que pasa por el mundo.
 
Pero no todos son malas noticias, si queréis conocer a este héroe inmortal lo mejor es irse a las novelas originales, algunas de las cuales están en el dominio público y puedes conseguir de manera gratuita en la red. Si no se te apetece leer las novelas te recomiendo encarecidamente que le des una oportunidad a los comics que está editando la editorial norteamericana Dynamite.
 
Lo que pudo haber sido la peli y no fue lo puedes leer en Dynamite
 
Este sí que es John Carter, una obra muy cuidada y respetuosa con los originales de Burroughs, ordenada cronológicamente casi mejor que en las novelas rellenando huecos en la saga y ampliándola cuando es necesario pero siempre con el espíritu del personaje en mente.
 
Sorprendentemente la editorial ha sido demandada por los herederos de Burroughs porque, según ellos, esta obra puede dañar la imagen del personaje. En fin, lo que hay que oir, ¿estos comics pueden dañar la imagen del personaje y la película no? ¿No será quizás que lo único que pretenden los herederos de Burroughs es seguir viviendo del cuento? Me temo que lo único que hay tras esta maniobra es lo de siempre, money, money, money. Les picará no recibir royalties por estar los derechos de las primeras novelas de la serie en el dominio público y utilizan estas tácticas de matón para desanimar a futuros proyectos con el personaje con los que no puedan hacer caja. Pena de mundo.
 
Pero que les zurzan, disfrutad de las aventuras que os ofrece Dynamite Entertainmente que merecen mucho la pena.
 
Hasta pronto.
 

6 comentarios:

  1. Vamos, que una película con una buena base, pero mal ejecutada.

    ResponderEliminar
  2. La película posee sus detalles de criticas, pero para mi es una excelente película, creo que hubo malas intenciones en la criticas antes que saliera la película y falta de apoyo en la publicidad. Dejando a un lado las criticas le daría 5 estrellas delante de otras producciones recientes. Desearía ver una segunda parte de esta película, pero viendo el fracaso económico creo que será difícil.

    ResponderEliminar
  3. A mi me pareció una buena pelicula, no se porque la critican tanto, mucho mejor que esas mierdas de super heroes.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí también me gusta... Es una película entretenida y tiene sus momentos

    ResponderEliminar
  5. John Carter debió ser un éxito, el problema fue la poca profesionalidad del director para apegarse a l historia original, la historia esta tan bien estructurada que no hacia falta inventar cuánta cosa que está en la película, espero que algún día alguien director competente se interese por John Carter y nos muestre la historia en pantalla cómo lo fascinante que es!!! Tanto sus secuelas son igual de fabulosas (ya leí los libros)

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, las críticas negativas son exageradas (aunque tampoco me gustó la desviación de la historia original, y no me enteré en su momento de que esos mastodontes blancos eran los simios blancos de Barsoom).

    ResponderEliminar