martes, 22 de mayo de 2012

HEROES FOR HIRE (1)

Ultimamente he estado releyendo todo lo relativo a Héroes de Alquiler como inspiración para una fan fiction de dicho grupo que se publicará en breve en Action Tales.

No huyáis aun que no os voy a hablar de mi fan fiction sino de la atípica historia editorial de Héroes de Alquiler, me ha parecido lo suficientemente interesante para dedicarle una entrada e intentar aclarar la cronología del concepto de Héroes de Alquiler, que tampoco es que vaya a descubrir la pólvora con esto pero quizás ayude a los lectores más jóvenes a conocer de donde vienen personajes que aun hoy en día están de actualidad.

Aquí empieza todo

La cosa empieza en Junio de 1972, con la edición del número uno de Luke Cage, Héroe de Alquiler. La portada es de John Romita Sr. y el guión de Archie Goodwin, dos leyendas del comic, lo que os puede ir dando una idea del nivel que se respira en esta serie, con sus altibajos como todo en la viña del Señor. Para situarse es la época de la Blaxplotation, principios de los años 70 donde por primera vez en los Estados Unidos empiezan a aparecer personajes protagonistas de raza negra en películas, novelas y por supuesto comics. Ejemplos del cine de la época son Blackula (Drácula Negro en español) y Shaft. La Marvel no se hizo esperar para aprovechar el filón y se apunta a la moda con esta colección.

Aquí se nos cuenta la historia de un hombre llamado Lucas, un afroamericano qué es enviado a prisión por un crímen que no cometió. Hay que reconocerle a esta serie que se moja bastante más que otras obras de la blaxplotation denunciando la discriminación que sufría la minoría negra en aquel momento, aunque el personaje también recibió su buena dosis de críticas por ser retratado con un comportamiento excesivamente pandillero dando una imagen un tanto negativa del colectivo afroamericano.

Temas étnicos aparte esta colección consiguió hacerse un hueco en el Universo Marvel, nuestro héroe harto de sufrir abusos y humillaciones en prisión a manos de sus carceleros decide presentarse voluntario a un experimento para reducir su condena, un accidente provocado por un sabotaje de uno de los guardias de prisión acaba con un resultado inesperado, el protagonista recibe una fuerza extraordinaria y una piel a prueba de balas. Con estos poderes decide fugarse para poder limpiar su nombre convirtiéndose en un fugitivo. En esta situación decide cambiar su nombre por el de Luke Cage, el hombre que había sido antes murió en la prisión olvidado y abandonado por todos, con su nueva identidad se convierte en el primer héroe de alquiler de la historia.

Powerman, el primero y más grande superhéroe negro de todos

Luke Cage va desarrollando su propio subuniverso de secundarios y también tiene contactos con otros héroes de la Marvel, especialmente con los 4 Fantásticos y con los Defensores. En el número 17 la serie cambia su nombre de Luke Cage, Hero for Hire a Luke Cage, Powerman, nombre este último por el que sería reconocido durante muchos años en el Universo Marvel aunque en épocas más modernas poco menos que reniega del nombre de marras, la cosa sigue avanzando con más o menos éxito hasta que las ventas empiezan a flojear cuando la colección ya sobrepasa la cuarentena de números.

Puño de Hierro andaba de capa caída por aquel entonces

En aquellos momentos otra colección había sido cancelada después de tan solo 15 números, se trataba de Puño de Hierro, personaje proveniente del boom de las artes marciales al igual que Shang Chi y el Tigre Blanco, recordemos que era la época de Bruce Lee. Con una decisión salomónica para que los dos héroes pudiesen seguir teniendo su oportunidad a algún editor se le ocurrió unir a los dos héroes en una serie, empezando a allanar el terreno en el número 48 de Powerman donde se inicia un arco argumental de tres números con Puño de Hierro como estrella invitada, en el número 50 la jugada ya está clara, el nombre de la colección pasa a ser Powerman & Puño de Hierro.



Y lo que en principio podría parecer el desvarío de un editor acabó cuajando, dos personajes que a priori no tenían mucho o nada que ver, uno entrenado en artes marciales en la dimensión de Kun Lun y el otro un macarra de ghetto, acabaron teniendo química. Quizás el propio hecho de ser tan diferentes fuese uno de los motivos del resurgimiento de los personajes. La serie se vio enriquecida al incorporar a los secundarios de Puño de Hierro destacando a las inolvidables Misty Knight y Colleen Wing, las Hijas del Dragón que aun siguen dando guerra en la actualidad (ya hablaremos de esto en su momento). Porque Powerman y Iron Fist pasó de ser un desesperado intento para evitar la cancelación a convertirse en una de las colecciones insignia de la editorial en aquellos tiempos al nivel de Spiderman o Daredevil, dos de los pesos pesados. Eso se notaba en que cada vez la colección de Héroes de Alquiler tenía mas peso en el universo Marvel y muchas de sus bases se asentaron en dicha serie como la primera aparición de Dientes de Sable o de El Águila, el superhéroe español, por citar solo algunas de las muchas que hay.

Las Hijas del Dragón, unas secundarias de lujo

La colección renovada sigue su auge hasta la nada desdeñable cantidad de 125 números, que ya quisieran muchas de las series que se consideran leyendas del comic haber alcanzado una duración tal. Pero los gustos del público son caprichosos y la serie se estancaba sin que ningún autor consiguiese impedir la cancelación pero no sin antes habernos dejado momentos memorables realizados por un sinfín de artistas, incluido el recientemente fallecido Ernie Chan que se encargó de los lápices de bastantes números de la serie, una oportunidad de ver al maestro fuera de los lápices de Conan.

Pero las aventuras de los Héroes de Alquiler no terminan ahí...

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada